• Noticias Dominicanas

    La aeronave desaparecida llevaba a grupo de ilegales

    SANTO DOMINGO/República Dominicana (EFE).- Autoridades dominicanas admitieron hoy que una avioneta que se estrelló el lunes cerca de Islas Turcas y Caicos partió desde la ciudad de Santiago (norte) sin pasar los controles previos y que al piloto de la misma se le había cancelado la licencia en octubre de 2006.

    «Nosotros realizamos chequeos aleatorios sobre los vuelos privados que nos reportan, como fue el de esa avioneta. No existen controles rigurosos en ese sentido», dijo a Efe Pedro Jiménez, portavoz del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC).

    Señaló, además, que la línea aérea Atlantic Aviation, a cargo de la aeronave, no tiene oficinas en el país.

    El funcionario precisó que el piloto Adrián Jiménez estaba impedido de volar por la resolución 644-PC emitida hace dos años, en la que se le acusa de un «cúmulo de faltas» y de violación de «varios» procedimientos de la navegación aérea.

    «Cada día salen cientos de vuelos privados de los aeropuertos del país sobre los que no tenemos controles rigurosos, en este caso es la compañía aérea la que debe conocer sobre el piloto y otros tripulantes», agregó Jiménez.

    Las autoridades de República Dominicana y EE.UU. difieren sobre la cifra de ocupantes del aparato, pues mientras el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) hablan de 12 pasajeros, el servicio de guardacostas estadounidenses dice que se trata de once.

    La avioneta, con número N650LP, volaba hacia Mayaguana (Bahamas), donde estaba previsto que repostara antes de proseguir su vuelo hacia Nueva York, cuando desapareció del radar, informó la Guardia Costera de EE.UU. en un breve comunicado.

    Al parecer la avioneta se estrelló a unos 6,5 kilómetros de West Caicos, en las islas caribeñas de Turcas y Caicos.

    La Guardia Costera informó que ha dispuesto un operativo de búsqueda en la zona donde cayó la avioneta.

    Mientras, familiares de algunos de los pasajeros desaparecidos afirmaron hoy que desconocían las intenciones de sus parientes de salir del país.

    En la avioneta viajaban Alexandra Abreu, María Abreu, Rosa Tavárez, Carlos García, José Luis Rodríguez, Maritza Hernández, Casilda Rodríguez, Romulfo Herrera, Juana Ramírez y Omar Rojas.

    «Me sorprendí cuando me informaron que la casa estaba sola, porque Rosa (Tavárez) había salido con un bulto y no había regresado», expresó a Efe María Torres.

    Torres manifestó que su pariente era pobre y que le cuidaba una casa de veraneo que tiene en la localidad Los Ramones del municipio de San José de las Matas en la provincia de Santiago.

    Condiciones clima obliga suspender búsqueda

    SANTIAGO/República Dominicana.- La poca luz al llegar la noche y las malas condiciones climáticas obligaron a los organismos de rescate a suspender temporalmente la búsqueda de una aeronave que, de forma presumible, cayó en el mar Caribe tras despegar el lunes de Santiago con 12 personas a bordo, indicó el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC).

    El representante del IDAC en Santiago, Luciano Vásquez, indicó que tanto la Marina y la Fuerza Aérea Dominicana y el servicio de Guarda Costas estadounidense recorrieron este martes el posible trayecto de la aeronave, sin encontrar ningún rastro.

    Vásquez detalló que, aunque las tres instituciones suspendieron esta tarde la búsqueda, continuará el miércoles con la esperanza de encontrar en el mar los restos del aparato.

    La IDAC ha manifestado su seguridad en que la aeronave cayó en aguas territoriales al norte del país.

    La aeronave perdió comunicación una hora después de despegar a las 4:06 de la tarde del lunes del Aeropuerto Internacional del Cibao con destino a Mayaguana, en las Bahamas.

    Según la IDAD, alrededor de una hora después de despegar, el piloto, identificado como Adriano Jiménez, se comunicó con la torre de control del aeropuerto de Providenciales, en las Islas Turcas y Caicos para informar que tenía una emergencia.

    Minutos después de su comunicación con Providenciales, la aeronave desapareció de los radares.

    Daniel Rodríguez, suegro de Jiménez, fue de las pocas personas que acudieron este martes a la Terminal aérea de Santiago en busca de información sobre el accidente.

    Rodríguez indicó que su hija, Jennifer Rodríguez, de seis meses de embarazo, tuvo que recibir atenciones médicas luego que supo del accidente de la aeronave que pilotaba su marido.

    La aeronave, un Trilander matrícula estadounidense N-650LT de la línea Atlantis Aviation, llevaba 10 pasajeros además del piloto, todos dominicanos.

    Los pasajeros:

    1. Adrián Jiménez, piloto.
    2. Carlos García, 36 años, de Dajabón
    3. José Luis Rodríguez, 28 años, San José de las Matas.
    4. Alexandra Abreu, 23 años, Santo Domingo.
    5. María Abreu, 21 años, San Francisco de Macorís.
    6. Rosa Tavárez, 27 años, Santiago.
    7. Maritza Rodríguez, 34 años, San José de las Matas.
    8. Maritza Hernández, 28 años, Jarabacoa.
    9. Rodolfo Herrera, 32 años, Baní.
    10. Juana Ramírez, 39 años Santiago.
    11. Omar Rojas, 29 años, San José de las Matas.

    Fuentes: EFE/Clave Digital